Biografía de Llorenç Martinez, programadorde de Utopig

Resumen: En su pasado trabajó para un gallo (restaurante Els Galls) y actualmente trabajan para un cerdito. Su amor por la programación le hizo dar un giro radical a su vida para enfrentarse a nuevos retos. ¡Utopig es su gran reto!
Escrito por Llorenç Martinez el 2 octubre 2020
Temas: Equipo

Hola muy buenas, nos conocemos? Sino es así me presento. Mi nombre tan original y que les costó tanto de poner a mis padres en ponerme (digo que les costó tanto ironicamente porque mi padre se llama Lorenzo, el mismo nombre en castellano) es Llorenç, encantado de que hayas dedicado unos minutitos de tu vida a leer mi blog.

Allá en aquellos tiempos, cuando no conocíamos todavía a nuestro gran amigo COVID-19, decidí abandonar mi puesto de trabajo en nuestro bar restaurante familiar de Barcelona (el cual ahora es nuestro cliente, vueltas que da la vida), para dar un giro radical a mi vida y coger ese tren que debería haber cogido hace muchos años que dejé escapar.

En mi paso por el restaurante aprendí muchísimas cosas, viví muchas experiencias, en resumen aprendí a ser persona. Muchos pensareis que exagero, pero para mi significó un gran paso en mi vida para convertirme en la persona que soy. Tube que superar muchos obstáculos y barreras en al camino. Ivan pasando los años (12 en concreto) yo me preguntaba: Esto es lo que quiero para mi futuro? Va a ser así el resto de mi vida? Pues no!

En 2018 ese tren que dejé pasar en el pasado, volvía a tener parada en mi estación, decidí dar el paso, dejar atrás mi pasado y apuntarme a un Bootcamp para aprender nuevas tecnologías de programación y reforzar mis conocimientos. Quería una ultima oportunidad laboral en el sector, no podía volver a dejar pasar ese tren. Primeramente tenia que hacer una prueba para poder acceder al bootcamp (curiosamente mas adelante yo fui el que hice pruebas a alumnos), ese dia iba muy nervioso, acudí a ver a mi amigo ROCA en varias ocasiones. La prueba me fue bien, me lo comunicaron en un par de días.

En Febrero de 2019 fue mi primera clase. En Ironhack (bootcamp) he conocido a gente maravillosa, desde gente del STAFF hasta mis compañeros que me han hecho que la estancia sea mucho mas agradable. Es un sitio muy duro, tienes que trabajar mucho, dedicarle muchísimas horas porque tienes que ser un Junior en tan solo 2 meses. Mi objetivo era aprender al máximo para poder dedicarme profesionalmente en un sector que me apasiona para poder trabajar en proyectos ilusionantes, como los que realicé en el bootcamp.

Una vez realizado el bootcamp, seguí trabajando duro para poder tener una oportunidad laboral, era mi objetivo prioritario. Fueron unos meses difíciles ya que casi cualquiera tenia mas experiencia que yo laboralmente y eso me situaba en una mala posición en las empresas que me entrevistaban. Seguí trabajando duro, nunca perdí la fe. Después de enviar mas de 100 currículum y cerrarme la puerta las empresas en varias ocasiones (incluso habiendo pasado pruebas técnicas). Recibí una contestación a mi carta de presentación a una oferta que apliqué en infojobs. Pues efectivamente, fue UtopigStudio.

A finales de 2019, acordamos una cita por zoom (yo ni sabia que era eso xD) donde conocí a Maria. Me dio una muy buena sensación de ella (no le estoy haciendo la pelota, lo le hace falta ajjaja) y creo que hicimos MATCH! Mas que nada porque había gente con más conocimientos que yo pero hubo algo que les hizo confiar en mí y darme una oportunidad (Habéis hecho bien cracks :D). Seguidamente conocí a Willi en otra entrevista y  como siempre me recibió con su sonrisa característica que tiene (no digo que es el mejor relaciones públicas Utopig podría tener porque me vais a volver a decirme pelota... ups lo he dicho no? xD) y también hicimos match y decidieron darme una oportunidad para poder formar parte del equipo.

Actualmente, sigo trabajando duro para poder ponerme al nivel que Utopig exige lo más pronto posible y estoy super agradecido de formar parte de este gran equipo. Estoy super convencido de que juntos vamos a conseguir grande cosas.