¿Cómo se hace una web?

Te contamos de forma sencilla el proceso de creación de una web.

Al contrario de lo que cree mucha gente, una web no funciona por arte de magia

¡Ya nos gustaría!

Toda web se desarrolla escribiendo código de programación, del cual existen diversos lenguajes: html, css, javascript, php… en este punto de la explicación es cuando nuestro lector común se siente molesto porque le hemos cambiado la magia por palabras oscuras y se va hacer la cena o poner una lavadora; ¡pero tú no! ¡Aguanta un poco más! 

                                                             

Un lenguaje de programación no es nada más que un lenguaje- en el sentido literal de la palabra, sin más misterio- usado para decirle a una computadora lo que tiene que hacer. Se parece bastante a las matemáticas en el sentido que no deja margen a la interpretación: una computadora hará siempre, exactamente y únicamente aquello que se le dice.

Esto cambiará el día en que desarrollemos una inteligencia artifical de verdad. Ese día unos dicen que será el fin de la humanidad porque nos exterminará nuestra propia creación. Otras dicen que será nuestra salvación...

Este último punto es sumamente importante. Significa que cada funcionalidad, cada “cosa” que hace tu web la hace porque un programador le ha dicho que tiene que hacerla, y la hace exactamente como se le ha dicho que la haga, paso a paso. Y cada unos de estos pasos los sigue porque se le ha dicho con palabras (aka. código) MUY concisas que los tiene que seguir.

                                             

Así pues, antes de desarrollar una web es indispensable definir de antemano y con gran precisión cada unos de sus elementos y funcionalidades. A continuación te explicamos el proceso que seguimos nosotros para desarrollar una web desde que el cliente llama a nuestra puerta hasta el lanzamiento:

Preanálisis: 
Elaboramos un documento sencillo en el que explicamos, a partir de lo que tu nos cuentes, qué secciones tendrá tu web y qué funcionalidades deberá incluir. En esta fase no nos preocupamos de los detalles, si no que proporcionamos una visión general de lo que va a ser tu web y de lo que te va a costar aproximadamente, por lo que siempre adjuntamos un presupuesto orientativo.

Validación por el cliente:
Te pedimos que revises el preanálisis y nos digas si vamos bien encaminados, si el presupuesto te encaja y quieres que sigamos con el siguiente paso.

Análisis, presupuesto y fecha de entrega:
Ahora toca analizar a fondo todos los requisitos de tu nueva web y plasmarlos en un documento bien detallado. Este es el documento maestro que nos guiará durante todo el desarrollo. Si una funcionalidad o una sección no está mencionada en el presupuesto significa que no debe existir, por lo que es vital que revises una y otra vez el documento para asegurarte que no te has olvidado de contarnos nada y que nosotros hemos entendido bien lo que nos has pedido. Recuerda siempre: nada se da por supuesto, sólo tú conoces tu negocio, lo que es evidente para ti no tiene por qué serlo para nadie más. Una vez hecho el análisis, cerramos el presupuesto y marcamos un fecha límite para la entrega.

Wireframe: 
Esta palabra tan cool hace referencia al diseño del esqueleto de la web. Es un diseño sin colores bonitos ni tipografías a la moda. En este punto solo nos importa cómo se estructurará la web y qué contenido debe haber en cada sección. Una vez listo te lo presentamos para que lo valides* y hacemos las modificaciones pertinentes si hace falta. *Cuando usamos la palabra validar nos referimos a que estás dando tu OK al trabajo realizado y que por lo tanto no vas a pedirnos cambios más adelante.

Diseño final:
Aquí sí que llegan los colores, las tipografías bonitas y todos aquellos elementos estéticos que harán que tu web brille con luz propia. En cuanto lo tenemos listo te pedimos que lo revises, nos pidas cambios si lo crees necesario y lo valides.

Desarrollo (programación):
En esta fase escribimos el código que dará vida a tu web. Con frecuencia es la fase más larga y por motivos puramente técnicos normalmente no te es posible ver los avances. Tienes que confiar en nosotros y resistirte a pensar que en lugar de trabajar estamos de tomando gintonics en la playa. ¡Resiste!

Testing:
Probar probar probar probar... es un poco pesado, pero es indispensable probar y probar y probar un poco más toda la web antes del lanzamiento. 

¡Tu web está lista para salir al mundo!
Una vez lanzada la web, con el uso saldrán a la luz pequeños errores. Esto pasa siempre y a todo el mundo (a Google y a Facebook también les pasa). Nosotros solventaremos los errores que surjan durante este primer mes con la mayor celeridad y sin coste alguno.
 

Posted in Educación on Oct 19, 2017